ISO 22000

¿Qué es la toma de conciencia para la norma ISO 22.000?

¿Qué es la toma de conciencia para la norma ISO 22.000?

 

Vamos a comenzar definiendo que es conciencia para la norma:

Serían las pautas que debe seguir todo el personal para ser considerado conocedor de los requisitos que le aplican a su puesto. Es decir, debemos disponer del procedimiento que nos asegure que todos los empleados conozcan la importancia del sistema de gestion de inocuidad alimentaria y cada uno de sus elementos aplicados específicamente a su organización.

La norma nos pide que «La organización debe asegurarse de que las personas que realizan el trabajo bajo el control de la organización tomen conciencia de:

 

  1. a) la política de la calidad;
  2. b) los objetivos que afecten a sus tareas;
  3. c) su contribución a la eficacia del sistema de gestión de seguridad alimentaria, incluidos los beneficios de una mejora del desempeño;
  4. d) las implicaciones del incumplimiento de los requisitos del sistema de gestión seguridad alimentaria.»

 

leído esto ya a todos nos viene a la mente un término ya muy integrado en la industria alimentaria: cultura de inocuidad

 

El objetivo del procedimiento de toma de conciencia es que podamos definir la estrategia para emprender las acciones y responsabilidades necesarias para fomentar esta cultura de inocuidad.

 

Lo sé, es difícil saber si una persona tiene conciencia del SG de Inocuidad Alimentaria, o mejor dicho, tiene cultura en inocuidad, pues la «conciencia» es un estado del ser humano en el que demuestra conocimiento sobre una realidad, mientras que la inconsciencia supone que la persona no es capaz de percibir lo que pasa a su alrededor. Y si nos vamos a la definición del GFSI define la cultura de inocuidad alimentaria como “valores, creencias y normas compartidas que afectan la forma de pensar y el comportamiento con relación a la inocuidad alimentaria, a lo largo y a lo ancho de una organización”..

 

Por lo que ya podemos decir, que la conciencia se vuelve imprescindible para sostener un nivel de seguridad alimentaria requerido dentro de la industria.

 

A continuación, te recomendamos algunos aspectos que puedes tener en cuenta dentro de tu sistema para cumplir con el requisito 7.3 de la norma ISO 22.000 y que a la vez es fomentar la cultura:

 

Ejecutar una comunicación bidireccional y multicanal

Tenemos que definir todas las posibles direcciones y canales de comunicación, cada industria es un mundo, no podemos generalizar, pero si tenemos que garantizar que las vías elegidas son eficaces.

 

Definir que se va a comunicar

También en importante definir qué se va a comunicar. Para ello, al menos todo lo que la norma nos exigen, como es la política, los objetivos, las buenas prácticas, las funciones, responsabilidades, las consecuencias de una mala práctica.

Te doy algunos consejos que te ayudar a comunicar de forma más amena y desde donde podrás extraer información valiosa para evaluar cómo de profunda es al cultura en inocuidad.

 

 

Haz simulacros de productos no conformes y verificar el comportamiento de las personas frente a ello, verificar la claridad de los pasos a seguir y las implicaciones que conlleva dicho incumplimiento puede darte pistas de cómo actúan.

Comunica casos de éxito, como puede ser la respuesta de algún cliente frente a su satisfacción. Pero también la recepción de reclamaciones y quejas. No vamos buscando los responsables, pero si la toma de conciencia.

 

Estas comunicaciones y la evaluación de las mismas, te va a dar una pista también muy valiosa donde podrás evaluar la  efectividad de las formaciones a través de los logros y resultados de los procesos

 

Vamos a hacer un acercamiento de la metodología de las 5C a la comunicación efectiva dentro del sistema de gestión de seguridad alimentaria.

Es una rutina de trabajo que puede resultarnos muy útil para mejorar y fomentar los comportamientos entre el personal dentro del marco de la Cultura de Inocuidad.

 

1º comunicación

Sin duda, la comunicación es uno de los pilares del trabajo en equipo. Y es que para un grupo de personas puedan realizar sus labores de manera correcta, eficiente y con buen ambiente laboral es preciso que todos los miembros cuenten con toda la información necesaria para poder desarrollarla. Por lo que define de forma clara los canales de comunicación

2º coordinación

En todo equipo de trabajo debe estar presente la figura del líder, y aquí es donde podemos decir, dentro de este campo, que puede ser el responsable de calidad e inocuidad alimentaria.

El líder debe ser accesible para todos y contar con flexibilidad a la hora de realizar la coordinación de manera positiva. De esta manera se obtendrán los mejores resultados de cada individuo.

3º complementariedad

Yo diría compañerismo multidisciplinar. Ya en el equipo de seguridad alimentaria se habla de este aspecto. Aquí entra también en juego

La formación y la experiencia tanto a nivel personal como profesional de cada miembro enriquecerán los resultados del trabajo común.

Por tanto, y siempre que sea posible, es importante formar equipos en los que sus miembros se complementen. Conocer a cada persona previamente favorece la coordinación de las tareas. Es una buena opción apostar por la creación de equipos de personas con diferentes perfiles, aunque la coordinación resulte más compleja, puesto que de esta manera se enriquecerán los resultados.

4º confianza

Para facilitar la agilidad en el trabajo, es preciso que se genere confianza en el equipo. Y también ganarla. La comunicación transparente o el tiempo en el que los miembros se conocen es importante para que se cree ese ambiente perfecto. Procurar la transparencia y compartir toda la información relevante con el equipo.

Además es importante seguir generándola día a día. Por tanto, el líder debe explicar de manera clara y concisa las responsabilidades, buenas prácticas, instrucciones de trabajo, controles, medidas preventivas, etc, y cuál es el objetivo final que se quiere conseguir. Además, otra consecuencia de eso es que los empleados podrán sentirse en confianza a la hora de dar retroalimentación a sus compañeros y líderes.

5º Compromiso

Si los puntos anteriores se realizan de manera eficiente, el compromiso de los miembros del equipo crecerá. El líder, como ya se ha apuntado, debe velar por que cada persona conozca su labor y los objetivos comunes, contribuyendo de esta manera al incremento de la motivación de todos los componentes. El compromiso ha de ser con el trabajo, con los compañeros y con la empresa.

 

Te voy a poner algunos ejemplos de la toma de conciencia en una empresa

Es posible que nuestros empleados no comprendan las consecuencias de un trabajo de mala calidad al no seguir los estándares del sistema o al no cumplir con las buenas prácticas. Es vital explicarles cómo no cumplir con los requisitos puede tener consecuencias negativas. Un ejemplo, una industria panadera, recibe reclamaciones por presencia de cuerpos extraños (puntitos negros) en la parte baja de las barras de pan. Esto es provocado por una deficiente limpieza de las bandejas de horno. Comunicar estas reclamaciones al personal responsable de la limpieza lo hará conocedor de las consecuencias en su ineficaz trabajo.

 

 

La conciencia está en las personas, por tanto debemos contar con herramientas que nos permitan gestionar nuestro talento humano estratégicamente para cumplir la política de calidad y sus objetivos.

curso FSSC 22000
Comparte este articulo en redes sociales

¿Te ha gustado este artículo? SUSCRÍBETE A MI BLOG


Noticias Recomendadas

Escribe tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

FSSCC 22.000 VERSION 5